Lo has visto en el cine, lo has hablado con tus amigas y, secretamente, has deseado ser la “víctima” de alguna de esas sorpresas en bodas que te dejan con la boca abierta. Pero todo tiene su ocasión y su protagonista. Aquí te dejamos tres ejemplos de momentos WOW que puedes crear tú misma o que alguien puede organizar, para que los planes que has elaborado tan cuidadosamente para tu gran día se desvíen un poco…
baile boda

3 sorpresas en bodas de las que puedes tomar buena nota

1. Para ti: si tu futuro marido te conoce bien sabrá que estás deseando volver a encontrarte con esa amiga con la que compartiste estudios de posgrado en una universidad extranjera hace algunos años. Habéis seguido manteniendo el contacto pero coincidir no es tan fácil con vuestras agendas. Las sorpresas en bodas tienen que contribuir a que el día sea aún más feliz así que, ¿por qué no contactar con tiempo con esa amiga tan especial y regalarle unos billetes para que participe de tu boda? Es importante que ninguno de los que lo saben revelen el secreto y, de esta forma, serás tú misma quien la descubras entre amigos y familiares en tu camino hacia el altar.
2. Para el novio: sus ganas de diversión y su vena bromista te conquistaron desde el primer momento. Es hora de devolvérselo. Una de las sorpresas en bodas que más tirón tienen en las últimas temporadas son las flash mobs. Una coreografía, muchos invitados con ganas de darlo todo, algún ensayo previo, sin que el novio se entere y… el día del sí quiero, en mitad de la degustación del menú, justo antes de los postres, suena una música y todos el mundo (menos él) se pone en pie y se marca unos pasos de baile. Después de esto, tienes asegurada la diversión y la buena energía para el resto de la noche.
música boda
3. Para ti, para él y para todos los que os acompañan: sois unos fans de los Rolling Stones (o de Led Zeppelin, The Beatles… incluso de Take That) y está claro si pudierais lograr que uno de vuestros sueños se hiciese realidad sería que tocasen en vuestra boda. Como no es posible, hay que recurrir a la siguiente mejor opción. Contratad a una banda que haga un tributo, tocando en directo un repertorio de sus mejores canciones. Un concierto es la mejor manera de empezar el baile de boda y la música en directo una de las sorpresas en bodas que más gusta a todos los invitados.