A la hora de organizar un evento festivo, nada más efectivo que buscar inspiración en los verdaderos profesionales de las fiestas: los pueblos. Las comarcas de España cuentan, entre sus capitales y localidades, grandes y pequeñas, con una amplia variedad de tradiciones que gustan a mayores y niños.

Celebrar por todo lo alto es más bonito cuando el ambiente lo propicia y eso es precisamente lo que puedes conseguir en tu evento festivo con algunas de las pistas que encontrarás en las siguientes líneas.

Un evento festivo para recorrer España

A veces, no es preciso innovar, porque lo mejor ya está inventado. Es lo que pasa con el pan de pueblo, la ensalada de tomate o las cenas al aire libre. Hay cosas que conquistan a todo el mundo, liman diferencias y logran que, lo que podría haber sido un día cualquiera, se transforme en una jornada inolvidable, llena de buenos recuerdos.

Para tu evento festivo, seguramente te has marcado alguno de estos objetivos: quieres que todos los asistentes disfruten, que se queden con tu mensaje, que tengan ganas de repetir y que comenten con su círculo la experiencia vivida. Es momento de ponerse manos a la obra.

Toma nota de algunas ideas que te acercan a tus metas:

1.       La fiesta de la cosecha. Dar gracias por los alimentos cosechados es una tradición centenaria que se ha celebrado en diferentes partes del mundo con el mismo entusiasmo durante generaciones. Es una fiesta de vida que tiene como protagonistas a los frutos que el campo nos ha dado. Imagina trasladarla a la realidad actual, al centro de una ciudad y disponer balas de paja, carretas llenas de calabazas o sandías, puestos con huevos frescos, donde probar, por ejemplo, un showcooking de huevitos; barras de madera desde donde picar los quesos más apetecibles y mesitas con manteles de cuadros para comentar con amigos los detalles más interesantes del evento. Triunfarás si cuentas con el apoyo de profesionales del catering que ofrezcan materias primas de calidad, un servicio impecable y pongan la nota de innovación en las presentaciones.

2.       Fiesta de la vendimia. Con la uva como elemento conductor, este evento se puede teñir de burdeos, verde o amarillo. La decoración está protagonizada por un entramado de vides que penden del techo, de las cuales cuelgan jugosos racimos de distintas variedades de uva. Se han organizado juegos, inspirados en la fiesta de la vendimia original y, por supuesto, también hay espacio para la cata de vinos, como actividad estrella. Para que el día sea aún mejor, plantéate salir de la capital y llevar la fiesta a alguna finca cercana a Madrid.

 

3.       Tomatina. No se trata de organizar dos bandos con los asistentes a este evento festivo y liarse a lanzar tomates en el momento menos pensado. Tampoco de emular a los que festejan este evento en Buñol cada año y salen colorados… no precisamente por la vergüenza. Pero esta fiesta es fuente de inspiración para organizar competiciones o llevar a cabo concursos de cocina, con el tomate como protagonista. Esta vistosa fruta captará la atención de tu audiencia, que se quedará con ganas de asistir, desde el momento en que empiecen a tener noticias de lo que se está preparando. Para garantizar el éxito, empieza ya a pensar en un hashtag divertido.

evento muy natural

4.       Fiesta del cerezo en flor. Para otro tipo de eventos festivos, en un ambiente menos bullicioso, quizás algo más selectivo y femenino, esta fiesta popular de Cáceres te puede inspirar. Aprovecha para aunar decoración y propuesta gastronómica en una fusión con la cultura japonesa y tendrás un resultado redondo. Eso sí, para que no se convierta en una temática demasiado nipona, tendrás que ser cuidadoso al preservar las señas de identidad de Extremadura, tierra que te da la idea para poner en práctica esta forma de celebrar.

5.       Feria de Abril. Un tema colorido, alegre y animado como pocos. Un evento festivo así planteado es imposible de resistir. Y si aseguras la música en directo y las tapas típicas de esta fiesta andaluza, tu iniciativa será un éxito. Ten en cuenta que no hace falta que coincida en el tiempo con las fechas de la celebración original, solo es preciso que anuncies con tiempo en tus redes el plan que tienes previsto y algunas de las sorpresas que esperan a quienes acudan. Invita a embajadores de marca locales, para que pongan en este día todo el acento de su tierra.

6.       Descenso del Sella. Una celebración con carácter, una fiesta que nadie se debería perder y el motivo de que tu evento festivo no se parezca a ningún otro. Si buscas la individualidad lo conseguirás con una inspiración poco explotada. Así, en base a una presentación muy deportiva, canoas y kayaks a modo de decoración y como soporte para servir todo tipo de tapas y bocados; la sidra hará el resto en esta fiesta única. Platos típicos asturianos harán las delicias de los visitantes, que quizás tengan ocasión de escuchar de fondo el sonido de las gaitas.

Estos seis ejemplos son solo unos pocos de los muchísimos que se pueden encontrar a lo largo y ancho de la geografía española. La riqueza cultural de nuestro país se adivina en cada celebración y es un privilegio poder aprovechar sus rasgos más característicos para dotar de personalidad a encuentros, jornadas, talleres o lanzamientos de productos.

Bañera ginebre Hendrick´s

¿De qué fiestas de pueblo guardas tu mejor recuerdo? ¿A cuáles no has tenido nunca ocasión de ir? ¿Te imaginas ya las posibilidades de combinar el folclore regional con tus objetivos empresariales?

¡Cuéntanos qué ideas tienes para tu próximo evento festivo!