Las lecturas para bodas civiles originales son el elemento que mejor define a los novios. Si has decidido no casarte por la iglesia, aprovecha la flexibilidad de la ceremonia civil para personalizar los textos que el novio y tú leeréis. Puedes buscar tu fuente de inspiración en poemas, libros, películas o canciones, lo importante es que te sientas cómoda con el texto y que lo adaptes a tus propias vivencias, para hacerlo más tuyo.
regalos para bodas de plata de amigos

4 formas de escoger lecturas para bodas civiles originales

Entre las cuatro siguientes propuestas de lecturas para bodas civiles originales encontrarás las palabras que precederán al sí quiero:

  1. Lecturas para bodas civiles originales extraídas de películas: alguno de los diálogos o monólogos de “El diario de Noa”, “Jane Eyre” o “¿Conoces a Joe Black?” pueden servirte para dar forma a tus palabras.

“El amor es pasión, obsesión, algo sin lo que no se puede vivir. Si no se empieza con eso, ¿con qué vas a terminar? Me refiero a encontrar a alguien a quien amar como un loco y ser correspondido. ¿Y cómo encontrarlo? Olvidando tu cabeza y escuchando a tu corazón. Porque vivir sin eso no tiene sentido ninguno. Llegar a viejo sin haberse enamorado de verdad es como no haber vivido. Tienes que intentarlo porque si no lo intentas no habrás vivido.”

  1. Lecturas para bodas civiles originales elaboradas a partir de canciones: desde baladas hasta estrofas de canciones indie, todo vale. Algunas ideas son “Nuestro amor será leyenda”, de Alejandro Sanz, “El coleccionista”, Los Planetas, “La mitad de nuestras vidas“, La Buena Vida, “Un día perfecto”, La Habitación Roja o “Everlong”, de Foo Fighters.

“And I wonder
If everything could ever feel this real forever
If anything could ever be this good again
The only thing I’ll ever ask of you
You’ve got to promise not to stop when I say when”

DSC6521

  1. Lecturas para bodas civiles originales basadas en libros: extractos de “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry, de “El avión de la bella durmiente”, de Gabriel García Márquez o “Los anteojos”, de Edgar Allan Poe añadirán una dosis de genialidad a tu discurso.

” Mientras satisfacía mis ojos descubrí con profunda conmoción que la dama acababa de advertir la intensidad de mi mirada y que se había sobresaltado levemente. Pero me sentía tan fascinado que me fue imposible dejar de mirarla. Desvió ella el rostro, y otra vez vi el cincelado contorno de su nuca y su cabeza. Pasados unos minutos como si sintiera curiosidad por saber si persistía en mi examen, movió gradualmente la cabeza y otra vez encontró mi ardiente mirada. Sus grandes ojos oscuros bajaron al punto, mientras un profundo rubor teñía sus mejillas. Pero cuál sería mi estupefacción al notar que no solamente se abstenía de apartar el rostro, sino que tomaba de su regazo unos gemelos, los ajustaba y se ponía a observarme intensa y deliberadamente durante varios minutos.”

  1. Lecturas para bodas civiles originales sacadas de poemas: “Corazón coraza”, de Mario Benedetti, “El viento en la isla”, de Pablo Neruda, o “Te amo por ceja” de Julio Cortázar son algunos ejemplos de composiciones que funcionan muy bien en este tipo de ceremonias.

“Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino
es también la luna y el espejo,
busco esa línea que hace temblar a un hombre en
una galería de museo.”