imagen 13
Existen sin duda toda una serie de formalidades a tener en cuenta en una boda religiosa católica y cristiana, siendo éstas de las más sujetas a las reglas del protocolo para bodas. Este protocolo se aplica a varios actos de la boda, que abarcan desde la llegada del novio al lugar de la celebración hasta la finalización de la ceremonia.

Las entradas

La primera persona en llegar a la iglesia debe ser el novio, siempre puntual para poder recibir a todos los invitados y agradecerles su asistencia. Posteriormente irán llegando los invitados y se irán acomodando en su lugar correspondiente: los invitados del novio en el lateral del novio y los invitados de la novia en el lateral de la novia.
Una vez esté todo el mundo esta en su sitio, harán su entrada en primer lugar los pajes, ordenados por estatura, y seguidamente la novia, que irá acompañada por el padrino, ofreciendo éste normalmente el brazo izquierdo a la novia, y ambos recorrerán el camino hacia el altar mientras suena la canción que los novios elijan para este momento.
Durante el momento de la entrada de la novia todos los invitados deben ponerse en pie y dirigir su mirada hacia la novia. Es un momento muy especial, en el que todos los invitados esperan impacientes su llegada, ya que uno de los mejores secretos de la boda, “el vestido de la novia”, será desvelado. Las miradas complices con sus familiares y amigos mientras hace cogida del brazo del padrino el recorrido hacia el altar es uno de los momentos más emotivos de la ceremonia.
Una vez padre e hija llegan al altar, el novio toma a la novia y la sitúa a su izquierda, el padre se coloca a la derecha del novio y la madre del novio a la izquierda de la novia, cada uno en su correspondiente asiento.

Liturgia

Durante la liturgia, se expresa la importancia del matrimonio cristiano, concretándose normalmente en la lectura de un texto del Antiguo Testamento, cartas apostólicas y lecturas del Evangelio, seguido todo ello de la predicación de la homilía.
Una vez finalizadas las lecturas, el sacerdote debe inscribir el enlace en el “Libro de matrimonios” de su registro parroquial, entregando el sacerdote a los recién casados la certificación eclesiástica con los datos exigidos para su inscripción en el Registro Civil.

Las salidas

Una vez convertidos en marido y mujer, la pareja efectúa la salida de la iglesia con la canción que hayan elegido para este momento. Hay libertad total a la hora que elegir las canciones de la ceremonia, ya que muchas parejas se deciden por coros tradicionales de su ciudad de origeno bien por canciones clásicas con un significado especial para ellos.
Detrás de la pareja, abandonará la iglesia el padrino, dando el brazo a la madrina, y el padre del novio dando el brazo a la madre de la novia. Finalmente, procede la salida de todos los invitados, siendo lo correcto que lo hagan por los pasillos laterales y no por el central.
Por último, tendrán lugar las felicitaciones a los novios y estos serán siempre los primeros en abandonar el lugar de la ceremonia en su coche correspondiente.
Si estás interesada en el tema del protocolo para bodas, no te pierdas estos artículos de nuestro blog:

También puedes consultar nuestra colección de guías gratuitas sobre la preparación de una boda. En ella encontraras guías para temas como la decoración de mesas de una boda o originales y divertidas ideas para organizar tu boda.