Le preguntamos a Jimena de Volvoreta las anécdotas y momentos más divertidos y especiales que ha vivido durante sus años como fotógrafa de bodas, y te los contamos en este post. ¡Sin duda son momentos dignos de formar parte de un álbum de bodas!
 
Este post forma parte de la entrevista que elaboramos con nuestros compañeros de Volvoreta bodas, estudio profesional de fotografía de bodas. Si te interesa leer la entrevista completa, no dudes en descargar la guía gratuita que elaboramos con nuestros compañeros fotógrafos de Volvoreta bodas:
captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 18.47.22
¿Qué anécdotas recuerdas con especial cariño?
Recuerdo una boda que se celebró en la Casa de los oficios, con una ceremonia previa oficiada en Torremocha del Jarama. La recuerdo especialmente porque hicieron el viaje en sidecar, y de pronto empezó a chispear. Fue entonces cuando uno de sus  amigos que casualmente iba en nuestro coche se bajó para cubrirlos con un paraguas, mientras corría al lado del sidecar.
Los novios estaban muertos de risa y en absoluto preocupados por las gotas de agua, sino más bien todo lo contrario… fue una escena divertidísima!
¿Y un momento inolvidable?

Recuerdo una boda celebrada en Caños de Meca, en la que la novia se casaba en el jardín de su casa. De repente, justo antes de la celebración, se puso a llover que parecía que el cielo se iba a caer, y yo nerviosisima, llamé a la novia para preguntarle qué alternativa teníamos, qué quería que hiciésemos… Lo mejor fue su contestación ¡me encantó! Me dijo: “Tranquila Jimena, ponte un gin tonic y cuando pare de llover nos casamos ¡No pasa nada!”
¿Tu momento preferido de una boda?
Los momentos antes de la boda en la casa de cada uno de los novios, con sus familiares y allegados más próximos, esos momentos de nervios, ilusión y espera son mágicos. En concreto, la casa de la novia es muy especial, al sentir como te conviertes casi en parte de la familia.
¿Esa boda que nunca olvidarás?
Xavi y Roser, se casaban en Sigüenza y nos ayudaron en todo. Nos recogieron el día anterior y pasamos con ellos todo el día, y lo mismo el día de la boda. Sentí como si formara parte de ellos, ya que creamos una complicidad muy especial.
¿Tu momento preferido de la ceremonia?
Sin duda, la cara del novio esperando la entrada de la novia, mientras suena una canción emotiva de fondo. Y otro momento graciosísimo que me encanta es cuando por los nervios los novios se equivocan mientras intercambian los anillos.
Si te ha gustado este artículo, no dudes en consultar estos posts relacionados con los fotógrafos de boda: