Las bodas celebradas en un jardín o en el campo tienen una gran ventaja y es que el entorno es un elemento decorativo en sí mismo. Cuando los alrededores a una celebración son bonitos, no hay que pensar demasiado en una decoración global sino que en general es suficiente con aprovechar la belleza extra del paisaje o lugar natural en el que te encuentras para potenciar una decoración que resalte los colores e iluminación del sitio.
La decoración de una boda al aire libre
No obstante, sí que es conveniente resaltar la belleza natural del lugar teniendo en cuenta algunos detalles básicos de decoración, que ayudarán a que el lugar se convierta en un entorno mucho más acogedor.
Aquí van los principales detalles de decoración para una boda al exterior:

Las mesas

Se puede optar bien por mesas largas y rectangulares, también conocidas como imperiales. Este tipo de mesas pueden ser tan largas como se quiera por lo que son la opción perfecta si quereis hacer mesas con muchos invitados. También se puede apostar por las típicas mesas redondas con un número más limitado de invitados por mesa. Ambas opciones quedan ideales en un ambiente en plena naturaleza.
La decoración de las mesas permite ser tan creativo como se quiera ya que no está condicionado a ningún estilo de interior. Los manteles pueden ser de colores vivos para dar alegría y colorido al montaje, o bien si preferís un estilo más clásico los colores pastel y blancos serán los más adecuados.
Las telas y los tonos de los manteles han de ser ligeras y alegres, ya que en esta época del año es lo que más apetece. Las zonas de chill out, y sombrillas son decoraciones en las que también habrá que tener en cuenta las telas de cada uno de ellos.
Las sillas son otro elemento importante del montaje de las mesas, pueden ser de hierro forjado, de madera decapadas en tonos blanco o hueso, doradas y plateadas o incluso transparentes de metacrilato.  Las mantelerias y el estilo de la finca y la decoración es un elemento muy condicionante que influirá en la elección de las sillas.
Las minutas son otro elemento decorativo que forma parte de las mesas, si os apetece seguir el mismo estilo que con las invitaciones se pueden imprimir en la misma tipografía y color ¿Qué os parece la idea?
Decoración de mesas una boda al aire libre

Decoración exterior

Si durante la hora de la comida hace demasiado sol, es frecuente utilizar carpas decoradas con farolillos, guirnaldas de colores, o banderines. Además, si la boda es por la noche las antorchas y velas se pueden sustituir por ramos de flores y tarritos con flores, consiguiendo crear un ambiente muy especial.
La zona de la ceremonia puede quedar muy elegante si apuestas por sencillas sillas del estilo que más acorde vaya con la celebración, blancas, decapadas, hierro forjado, metacrilato… Aunque si prefieres una decoración más alegre la idea de decorarlas con ramos y cintas de colores más primaverales también quedará fenomenal. Al mismo tiempo, aprovechar el paisaje y el entorno y explotar al máximo sus recursos y posibilidades es la opción más acertada para conseguir una boda de ensueño.

Las flores

Otro punto muy importante en la decoración: en una boda en plena naturaleza que no pueden faltar son las flores.  Será todo un acierto, por ejemplo, la elección de flores blancas, naranjas y amarillas, fucsias, azules… Al ser tonos muy primaverales y alegres, perfectos para la celebración de una boda.
Elige flores acordes con la época del año en la que te vayas a casar y con la zona en la que se celebre la boda, ya que es una manera ideal de integrar la decoración con la naturaleza propia del lugar.

La comida y la bebida

Otro de los rincones especiales que se debe tener en cuenta a la hora de pensar en decoración para bodas, son los bodegones, puestecitos, barras o showcooking que el catering os puede ofrecer.
La bebida refrescante no puede faltar en una celebración al aire libre en verano o primavera. Los invitados lo agradecerán y además si se coloca con gracia es un elemento decorativo más. Puestecitos de limonada, granizados, cocktails o bici de cervezas especiales, seguro que deja a todos los invitados sin palabras.
Comida y bebida al aire libre bodas

El altar

Tampoco se debe olvidar la decoración del altar, ya que es una de las zonas que más atención llama por parte de los invitados.
Hay muchas maneras de las que se puede decorar no solamente el altar sino la ceremonia entera. El altar es solamente una parte de la ceremonia, ya que el camino de entrada, es otra de las cosas que más miradas atrae….

La iluminación

Además, para una decoración ideal y para acondicionar plenamente el lugar es imprescindible una buena iluminación del entorno.
Para ello, se puede recurrir a las velas, ya sean colgantes, o bien en candelabros, en los propios centros de mesa, al crear un ambiente muy agradable e íntimo para los invitados.
Se puede optar también por bolas de luz, bombillas tipo navidad o verbena, farolillos de papel, cada uno de ellos dan un ambiente muy especial y mágico al aportar un toque dulce y romántico.
Otra opción de iluminación súper bonita son las velas de led, que son especialmente recomendadas para jardines o exteriores, en los que el viento puede hacer que las velas convencionales se apaguen. Por eso esta alternativa es perfecta ya que asegura el ambiente mágico y especial, independientemente del tiempo que haga.
Tendencia Living Room Bodas al Aire Libre

Tendencia “Livingroom Outside”

Además, una boda al aire libre permite poner en práctica una tendencia cada vez más de moda y súper bonita: el “livingroom outside”, la cual  consiste en sacar todos los muebles de casa al jardín o  al campo., recreando así el típico salón pero al aire libre.
Cómodas, tresillos, chaiselongues, sofás, mesas camilla, buros, mesitas… Todo vale para hacer la decoración “livingroom outside” el día de tu boda. Quedará espectacular y a tus invitados les encantará.