Sabes que quieres que el día que te cases todo el mundo disfrute y que compartan contigo algo muy especial, por eso estás dudando entrecelebrar tu boda en una casa o en una de las muchas fincas para bodas en Madrid disponibles. Son dos buenas opciones pero puede que, si conoces un poco más a fondo los pros y contras de cada una, puedas por fin tomar una decisión.
finca1-resized-600

Tu propia casa o fincas para bodas en Madrid: vas por el camino correcto

Estas dos alternativas entre las que dudas dicen mucho de tu estilo y de lo que buscas. Quieres que tu boda sea un evento exclusivo y muy especial. Te apetece que el resultado sea único y que no se parezca a ninguna otra boda. Por eso tus alternativas tienen muchos puntos en común:
– El carácter personal del emplazamiento: lejos de lugares multitudinarios y con exactamente el número de personas que quieres que estén allí y ni una más.
– La amplia variedad de posibilidades que supone cualquiera de las dos opciones: ya que en ambos casos podrás customizar desde la decoración hasta los menús que se sirvan el día de tu boda.
– Las dos alternativas te permiten disponer de todo el tiempo que desees para tu celebración, incluso, si te apetece, comenzando el día anterior con una fiesta pre-boda.
 

Cómo elegir entre una y otra opción para celebrar tu boda

Ya hemos repasado las ventajas más importantes de ambas posibilidades pero ahora queda valorar los inconvenientes, aunque la mayoría corresponden a las celebraciones en residencias particulares ya que ello supone:
– Que te tienes que hacer cargo de la limpieza y abastecimiento. Probablemente también tengas que contratar algunos inodoros portátiles.
– Iluminación, música, guardarropa y aparcamiento también son responsabilidad tuya.
– Dependiendo de las dimensiones de la residencia puede ocurrir que tengas que limitar elnúmero de invitados a tu boda.
– En ocasiones las residencias privadas plantean el problema de la energía, ya que celebrar una boda supone multiplicar casi por diez el número de dispositivos eléctricos que tendrán que estar funcionando al mismo tiempo.
boda residencia-resized-600
– Otra cosa que tendrás que tener previsto es un plan B, por si querías celebrar tu boda en el exterior y hace mal tempo.
Celebrando tu boda en una finca para bodas en Madrid te olvidas de problemas, te liberas de una carga potencial de estrés y minimizas tu agenda de preparativos de boda, que seguramente ya es bastante abultada.
Créditos fotográficos: Chelly Cruz y Craig Nagy