Cada vez son más las novias que están preocupadas ante la elección de su vestido de novia. No saben ni por donde empezar: qué diseñadores elegir, cómo concertar las citas con ellos, los complementos para el traje, el estilo y corte que más se ajusta a su personalidad y figura, etc.
Todas estas cuestiones son solamente algunas de las que se han de tener en cuenta para elegir el vestido de novia. De modo que si al igual que para la comida, contratas un catering y te dejas guiar por su experiencia, un florista, que se encargue del ramo y de todos las flores de la boda, un decorador que te aconseje como sacar el mayor partido a la finca o al lugar de celebración ¿por que no ponerse en manos de un estilista que te ayude con la elección de tu vestido de novia?

Las principales dudas a la hora de escoger un vestido

Algunas de las frases más habituales de las novias en busqueda de su vestido son:

  • “Quiero algo distinto, pero que al mismo tiempo sea clasico y atemporal”
  • “Quiero sorprender, pero no pasarme de atrevida”
  • “Quiero un diseño único que se identifique con mi personalidad”
  • “Quiero un vestido espectacular, pero que a la vez sea comodo y pueda disfrutar hasta el último baile”

Todas estas peticiones son algunas de las muchas que todas las novias hacen a los diseñadores a la hora de encargar su vestido de novia.
¿Cual es tu mayor preocupación? Comodidad, originalidad, efecto sorpresa…
Si es un tema que te viene grande y no sabes bien ni por donde empezar, no lo dudes, ponte en manos de un estilista, él te ayudará a encontrar ese vestido de novia con el que siempre soñaste, y por el que tus amigos y familiares te recordarán.
Ponte en manos de profesionales que te asesoren con tu elección, que guien tus pasos hacia lo que estas buscando, evitando que pierdas el tiempo el firmas y diseños que no encagen contigo.