Para las madrinas de boda, el protocolo debe ser como una guía de estilo y comportamiento el día de la boda de sus hijos. Las normas que se aplican , tanto al vestuario, como a los complementos o su papel en este día tan especial.

Madrinas de boda: protocolo vestido

Si bien es cierto que las madrinas de boda, protocolo al margen, deben poder decidir lo que quieren llevar el día de la boda de sus hijos, existen una serie de recomendaciones que evitarán que se llame la atención por verse fuera de lugar.

  • Colores: todos los tonos son válidos excepto dos, blanco y negro. El primero, incluyendo todas las tonalidades similares (desde el crema al beige y desde el champán al blanco roto), no debe ser siquiera contemplado como una opción, si no se quiere competir en protagonismo con el vestido de la novia. Hay que tener en cuenta que el papel de la madrina de boda la sitúa junto a los novios durante toda la ceremonia y gran parte de la velada. Del color negro, por estar asociado al luto, debería prescindirse para un acontecimiento tan cargado de energía positiva y optimismo.
  • Estampados y variedades textiles: la discreción debe ser la mejor guía en la elección del vestido de la madrina. También es verdad que la personalidad influye mucho a la hora de vestirse, pero hay que recordar que el motivo de la celebración es la boda de los hijos, por lo que ellos deben ser el centro de atención y el tema de conversación. Se recomienda huir de los excesos y evitar las extravagancias.
  • Larguras: en general, para las madrinas de boda el protocolo dicta que el vestido ha de ser largo. No obstante, para bodas de día están aceptados los largos “midi”, en los que la falda llega hasta media pierna o la rodilla, pero en ningún caso por encima de esta.

mantilla madrina

Madrinas de boda: protocolo accesorios

Mantilla, pamela, tocado, sombrero y joyas son los accesorios más utilizados por las madrinas de boda. El protocolo es claro al respecto:

  • Mantilla: en ningún caso blanca o crema. El color escogido debe ser el negro, aunque últimamente se empiezan a ver mantillas de diferentes colores, tanto en invitadas como en madrinas. No se deben emplear para bodas de tarde.
  • Tocado: es el accesorio más versátil, ya que se puede usar para complementar a vestidos largos y cortos. En el caso de ser boda de mañana podrán llevar el tocado tan grande y espectacular como se quiera, sin embargo si la boda es de noche no podrá ser demasiado grande.
  • Pamela: una opción elegantísima para bodas de mañana, siempre que se haya escogido un vestido corto, ya que en las bodas de mañana solamente este largo es el permitido.

En cuanto a las joyas, la discreción no está reñida con la sofisticación. Lo mismo sucede con el bolso, si se quiere llevar uno de mano o una cartera joya hay que recordar que menos es más.
Boda Maria y Gabi © Pepa Malaga - Javier Arroyo Atelier Fotografico-76

Madrinas de boda: protocolo rol

Por último, para las madrinas de boda, el protocolo indica que su función es la de ayudar a que la boda transcurra con fluidez, encargándose de representar a los novios en su supervisión de la celebración con la wedding planner escogida. Encargarse de los detalles y ejercer de anfitriona son las claves de su rol y la actitud más acertada para que la boda sea un éxito.