Mi gran boda provenzal!

Como cada año cerramos el fin de temporada de bodas, y aunque cada boda es especial y única, queremos compartir con vosotros algunas bodas que recordamos con especial cariño.

En septiembre, en la finca para bodas “Casa de Oficios” en Torremocha de Jarama tuvimos el placer de compartir ese día junto con María y David. Esta boda sin duda fue especial por el trabajo y la dedicación que tuvimos junto con los novios, ya que fue una boda llena de detalles y con muchos momentos mágicos que nos gustaría compartir con vosotros.

EL MEJOR RECIBIMIENTO

A la llegada a la finca, nuestro equipo de doncellas esperaban a los invitados en el patio de bienvenida. Porque cada detalle es importante, en El Laurel nos ocupamos cuidadosamente de cada uno de ellos. Servicio impecable, decoración y ambientación exquisita, ambientando las bodas dentro del estilo más acorde con cada una de las parejas y estilo que quieran dar a su gran día.

Siempre con la colaboración de Búcaro en la decoración y flores, los mejores productos para la elaboración de nuestros deliciosos platos y mucho trabajo y dedicación de todo el equipo de El Laurel.

UN COCKTAIL EXCLUSIVO EN LA PROVENZA

En El Laurel desde un primer momento nos ponemos manos a la obra junto con los novios para hacer que el día de tu boda sea un día único e inolvidable. En este caso David y María, querían dar un estilo muy campestre y provenzal a su boda.

Para ello ambientamos y decoramos el jardín trasero de la finca como si de una granja se tratase. Transportamos a los invitados a un paraje exquisito con un estilo muy provenzal lleno de detalles.

Las alpacas de alfalfa cubiertas de coloridas telas se convirtieron en sofás y mesas para los invitados, los farolillos y las telas daban un estilo muy sofisticado a nuestra particular boda provenzal, como toque final flores cestones y gallinas hacian más exclusiva y real la la puesta en escena de esta original boda.

Una de nuestra apuestas, como en post anteriores os hemos contado son los bodegones, puestecitos y carritos que cada vez mas novios se animan con esta idea y la incluyen en sus celebraciones.

En esta boda el carrito pipéro y el puestecito de chucherías y frutas, daba un toque divertido y de color. Los invitados estaban rodeados por pacas de alfalfa y gallinas, detalle que a los invitados sorprendió y encanto.

Los invitados disfrutaron de un cocktail con mucho encanto lleno de detalles y un estilo muy cuidado. Siendo protagonistas junto a los novios de un cocktail como si se encontrasen en la espectacular provenza.

UNA COMIDA DISTINTA

María y David eligieron un menú muy acertado para el estilo que querían dar a su boda.

De primero un gazpacho cremoso con langostinos y bogavante, de entre plato nuestra especialidad de copita de milhojas de manzana con foie, de segundo carrilleras con torrijas de queso de cabra y boletus y para terminar de postre nuestra famosa tarta finísima de manzana y pañuelitos de chocolate.

El Laurel junto con Búcaro y los novios formamos el equipo perfecto en hacer posible todas ideas y detalles para esta boda tan especial, que resulto ser un éxito.

La decoración de las mesas se hizo en tonos verdes para seguir con la misma línea de estilo campestre, que en el cocktail con los girasoles de centros de mesa y como decoración en el salón y las bodegas.

Los novios quisieron tener un detalle con cada uno de sus invitados, y junto con la minuta en cada puesto les regalaron una cinta de la Virgen del Pilar que daba un toque de color a las mesas. Regalo que encanto a los invitados y seguro guardan con especial cariño.

Esperamos que os haya gustado, esta boda que para nosotros fue tan especial y os de ideas para vuestras próximas celebraciones.

 

2017-02-24T19:29:59+00:00