catering para bodas2018-03-19T22:27:28+00:00

CATERING PARA BODAS

BODAS: TODOS LOS DETALES QUE NECESITAS PARA PREPARAR LA TUYA

Te proporcionamos toda la información para que puedas organizar una boda de ensueño.

Catering para bodas: Menú y servicio

El menú del catering para bodas es el punto de encuentro de los novios con todos sus invitados. Hasta la llegada del momento de la recepción o el aperitivo, amigos y familiares son espectadores de momentos irrepetibles y cargados de emoción, son testigos de un acontecimiento clave en la vida de cualquier persona.showcooking laurel catering

Una vez que concluye la ceremonia, la solemnidad debe dejar paso a la celebración, el silencio dejará paso al bullicio y no hay mejor forma de conseguirlo que en torno a una mesa y a unas deliciosas viandas. La fiesta da comienzo y todo está preparado para que la experiencia sea inolvidable.

Seguro que la elección del catering para bodas  es una de las decisiones que te estás tomando más en serio en la planificación de tu boda. Es lo apropiado, puesto que hay muchos puntos sobre los que decidir:

– Tipo de menú que quieres que se sirva.

– Necesidad de incorporar menús especiales.

– Menús para niños, si asistirán a tu boda.

– Lugar idóneo para la degustación de los aperitivos y la cena.

– Menú sentados, buffet o tipo cóctel.

– Introducción de extras como barra de gin tonics premium, chocolate con churros o bodegón de chuches, entre otros.

Al pensar en lo que esperas del menú y el servicio de catering para el día de tu boda necesitas tener las ideas claras, sobre todo en lo que respecta a aspectos como el perfil de los invitados o la estación del año en que te casarás. ¿Quieres saber cómo hacer las mejores elecciones?

Estación del año y menús de boda

Al diseñar el menú que se servirá en tu boda debes tener en cuenta en qué momento del año se celebrará.

Puedes tener ideas como unos daditos de merluza con boletus y crema de carabineros para abrir boca, presa ibérica con cheesecake de gorgonzola y crumble de frutos secos para terminar de hacer la boca agua a amigos y familiares y para poner el broche de oro tarta de limón con sorbete de mojito pero, al mirar el calendario, quizás prefieras sustituir este boceto de menú por otro más en línea con la climatología del momento, en el que se sirvan turbantes de lenguado y langostinos con hojaldre para empezar, cochinillo cocinado a baja temperatura acompañado con crema de patata morada y reducción de PX y milhojas de espuma de yogur con frutas del bosque naturales.

No es lo mismo una boda de verano que una de invierno, y eso se refleja también en la elección de los menús:

a) Bodas veraniegas:

En los meses de calor, las altas temperaturas hacen que la gente necesite refrescarse más a menudo. Para la configuración de tu menú de boda tienes que pensar en:

– Introducir bebidas refrescantes, cócteles divertidos o una barra de aguas o limonadas para recibir a amigos y familiares tras la ceremonia.

– Para el momento del aperitivo busca algo ligero, por ejemplo maridajes de cervezas con diferentes tapas y bocados o de vinos blancos con ceviches y platos basados en atún. Una buena opción sería organizar este momento en torno a distintos puestos y bodegones, para que cada invitado escoja lo que más le apetezca en ese momento.

– La cena o comida no debe ser demasiado pesada. Sustituye las cremas por ensaladas y pide ayuda a los profesionales de catering para que te recomienden los mejores ingredientes de temporada y sus combinaciones estrella.

b) Bodas de invierno:

La necesidad de refrescarse se transforma por la de entrar en calor. Vinos tintos y licores acompañan a

Caldos y consomés pueden ser la bienvenida mejor acogida por ellos, tras vuestro sí quiero.

– Los aperitivos más indicados para una boda en estas estaciones del año son los que consiguen distraer del frío. ¿Cómo? Con ayuda de los mejores profesionales y un espectáculo de show-cooking.

– El plato fuerte del menú debe ser eso, nada ligero. Guisos tradicionales, caza y platos muy energéticos que serán los que den a tus invitados todo el impulso que necesitan para alargar el día hasta la madrugada y no poder esperar para que empiece el baile.

catering-para-bodas

Perfil de invitados y degustación del menú

A la hora de elegir el menú de bodas tienes que pensar en tus gustos, darte un capricho y dejar la esencia del estilo que quieres que tenga tu gran día. Pero también hace falta tener en cuenta a los invitados. No en cuanto a sus ideas y consejos para la cena de tu boda (te volverían loca), pero sí con el fin de lograr que la velada sea lo más agradable posible para todos.

Tendrás que prestar especial atención a algunos de tus invitados, especialmente a:

a) Niños:

Tu gran día ha de ser una experiencia inolvidable para ellos… pero también para sus padres y el resto de tus amigos y familiares. El rango de edades de tus invitados más pequeños puede variar y eso ya te da una pista para saber de antemano que para muchos:

– Puede ser la primera vez que coman fuera de casa.

– Será el momento de demostrar que saben cómo comportarse en la mesa sin la supervisión de los padres.

– Habrá cierto nerviosismo por saber hacerlo bien, “como los mayores”.

Pónselo fácil y diseña para ellos un menú:

  1. Rico y llamativo, que les entre por los ojos.
  2. Fácil de comer, que no obligue a nadie a tener que instalarse en la mesa de los peques para poder ayudarles.
  3. Conocido, para que sepan a qué sabe y no duden en dar el primer bocado.
  4. Y no te olvides de incluir sorpresas dulces o saladas que les hagan ilusión, como el puestecito de pipas y popcorn o el carrito de chuches.

b) Personas mayores:

Los mayores se apuntan a todo, ganas no les faltan pero, puede llegar un momento en que su confort se comprometa si no estás al tanto de sus necesidades. Si hay personas de edad en tu lista de invitados:

Asegúrate de que las condiciones de aperitivo y cena son las adecuadas: si el aperitivo es al aire libre, garantízales un lugar con sombra, en verano, o estufas al aire libre y mantas, en invierno.

– Para la cena olvídate de opciones como el cóctel y céntrate en otras como la cena sentados o la cena buffet, que les permitirán relajarse y disfrutar de verdad.

Entérate de si alguno tiene necesidades especiales y pide que adapten el menú o creen uno personalizado.

c) Alérgicos, intolerantes a ciertos alimentos, personas con creencias religiosas y otros invitados que no pueden probar ciertos alimentos:

Es prácticamente imposible saber si alguien es celíaco, intolerante a la lactosa, vegetariano, etc., si no tienes una relación muy estrecha con esa persona. Aprovecha las invitaciones de boda para pedir que, en la confirmación, te indiquen si necesitarán menús especiales. Un servicio de catering de calidad te facilitará mucho las cosas a la hora e incluir este tipo de opciones.

Consejos para elegir menú de boda

El único consejo que necesitas para acertar es escoger a los mejores profesionales de catering. Ellos te aconsejarán, en base a su experiencia y saber hacer, garantizándote el nivel de servicio adecuado. La elección del menú de boda no sólo se basa en los platos que se servirán, sino en cómo llegarán a la mesa y de qué forma percibirán tus invitados el conjunto de la experiencia.bodegon-catering-para-bodas-madrid

Al decidirte por un servicio de catering asegúrate de que:

– Son honestos y transparentes, sobre todo en lo que respecta a la evaluación de las necesidades en función del número de invitados, tu idea y el lugar donde quieres que se celebre tu boda.

– Son flexibles, algo que notarás cuando pidas que se diseñen menús especiales kosher o veganos, menús para niños o para alérgicos; y también cuando preguntes por las posibilidades de degustar el menú distintas de una cena o comida sentados.

– No te quedan dudas de su estilo, quedando patente en la presentación de cada plato y demostrará la maestría si van más allá de las opciones comunes y te proponen alternativas como el showcooking, que te permiten el disfrutar con tus invitados de espectáculos de cocina en directo en tu gran día.

– Te conquistan por sus extras, como la posibilidad de escoger entre diferentes mantelerías o cristalerías, decidir qué vajilla o sillas quieres que se utilicen para esa ocasión e, incluso, poder seleccionar el uniforme que vestirán los camareros y doncellas.

– Son innovadores y, como tú, priorizan la calidad. Su foco en el cliente les delata y rápidamente te darás cuenta de que estás delante de los responsables de uno de los mayores éxitos de tu boda.

Cuando te sientes con ellos a diseñar el menú de tu boda, comparte tus pensamientos, ideas y fuentes de inspiración. Diles cuál será el tema elegido para la decoración y el estilo. Infórmales acerca de cuáles son tus platos favoritos, qué comidas del mundo has probado y te han encantado y qué ingredientes no pueden faltar.

Verás qué fácilmente conseguís perfeccionar un menú exquisito, que no podrás esperar a probar en el que pueden aparecer delicias como:

– Chupitos de gazpacho de mango, wanton de bogavante y croquetas de boletus.

– Crocanti de foie, trilogía de atún, langostinos en tempura con ajoblanco, pastela de pichón y vieiras gratinadas.

– Arroces del mundo en pucheritos, sushi, cazuelitas del mar, un bodegón de ibéricos, carrito de quesos, puestos americanos, mejicanos o árabes y tortilla de patata.

– Brochetas de fruta, tiramisú, copitas de mousse de chocolate, macarons y tarritos de cheesecake.

¿A qué esperas para poner tu creatividad al servicio del paladar trabajando con los mejores?

Montajes y decoraciones

catering-para-bodas

La decoración del lugar elegido para celebrar tu boda tiene que decir mucho de ti. El día que des el sí quiero tienes que notar la armonía en todo lo que te rodea y tus invitados han de poder adivinar cada toque que define tu esencia, asegúrate que el catering para bodas que elijas te pueda ayudar.

Algunos de los elementos que puedes utilizar para expresar tus gustos, y crear una atmósfera especial para el gran día, son:

– Las flores de tu ramo, las de los centros de mesa y las que decoran los diferentes rincones de la finca que has elegido.

– Los detalles de la iluminación y cómo la utilizas para diferenciar espacios, fases y momentos de la boda.

– Los complementos que, distribuidos por exteriores e interiores, refuerzan la temática escogida para una fecha inolvidable.

– La distribución de las mesas y su decoración.

– Los detalles para invitados y la forma en que decides presentarlos a tus amigos y familiare

La ceremonia, la recepción, el aperitivo, la cena, el baile… tienes muchas oportunidades para ir poniendo tu toque aunque, para hacerlo, tendrás que tomar algunas decisiones importantes, como:

 

Bodas temáticas

Puedes encontrar la decoración que más va contigo, diseñar cada espacio, cada fase, cada detalle con ayuda de tu wedding planner y tener la certeza de que el resultado será perfecto o, ir un poco más allá y maximizar la personalización de tu boda haciéndola girar alrededor de un tema.

Hay novias que sienten verdadera pasión por lo que hacen, por sus hobbies o que, simplemente, se encuentran inspiradas por una temática determinada. También las hay que, conociendo los gustos y aficiones del novio, planean darle una sorpresa en su gran día con algún montaje especial.

Si es tu deseo, no te prives de él, las posibilidades son ilimitadas:

– Boda flamenca.

– Boda estilo mil y una noches.

– Boda de inspiración viajes.

– Boda inspirada por el mundo de los caballos, o del deporte, el automóvil, el mar, el flower power…

Tan solo deberás transformar tu ilusión en ideas y pensar en cómo llevarlas a la práctica. El grueso de la decoración es importante, pero igual de imprescindibles son los detalles, que consiguen darle más fuerza a tu inspiración. Para diseñar esos detalles, puedes fijarte en otras bodas y tomar prestadas ideas como:

Recreación de una caseta de feria, con sus farolillos, sus puestos y todo para la hora del aperitivo.

Incorporación de un carrito del pipero, donde tus invitados puedan elegir entre cucuruchos llenos de patatas chips, gominolas y manzanas de caramelo.

limonada-ceremonia-catering-para-bodas-el laurel

– Disposición de diferentes acuarios marcando el camino hacia el altar.

Creación de una zona chill out que sirva como alternativa a la hora del baile.

Bodas al aire libre

Al elegir una finca para bodas, la naturaleza que la rodea es siempre uno de los puntos que terminan marcando la decisión final. Si te han cautivado los paisajes, ¿por qué no disfrutar de ellos durante tu gran día? No es necesario que toda la boda se desarrolle en el exterior, de hecho, siempre es más recomendable combinar espacios interiores con otros al aire libre aunque, si te gusta la idea, puedes apostar por:

– Una ceremonia entre los árboles: la sensación de dar el sí quiero rodeados de naturaleza es inolvidable. Construye un recuerdo único y empieza a pensar cómo te gustaría que fuese tu altar en pleno campo.

– Un aperitivo al aire libre: sin duda alguna es una apuesta al éxito seguro. Deambular entre puesto y puesto escogiendo las mejores tapas, participar en un espectáculo de cocina en directo y poder hacerlo al aire libre contribuye a crear una atmósfera relajada y unas vibraciones positivas que se prolongan hasta el final del día. ¿Has pensado en inspirarte en el circo y las ferias para darle un toque más divertido?

– Una cena bajo las estrellas: es una experiencia mágica y que logrará que tu boda sea una de las más comentadas. Para un momento así, la decoración vintage puede resultar un acierto. Si decides que sea éste el momento que llevarás a cabo en el exterior, recuerda que también tendrás que pensar si te apetece que sea una cena sentados o si prefieres una cena tipo cóctel.

– Una copa diferente: ¿por qué no? Ofrece a tus amigos y familiares la posibilidad de disfrutar de una barra libre de gin & tonics de autor y, aprovechando que el sol se habrá escondido, centra la decoración en distintos juegos de luces que iluminen formas vegetales, agua y la fachada de piedra del edificio.

Crear ambiente en las bodas al aire libre requiere de muy poco y los resultados son espectaculares. Imagina:

– Árboles de los que penden velas.

– Juegos de luces en el agua.

– Una noche iluminada por farolillos de papel de diferentes colores y tamaños.

– Árboles llenos de flores en pleno otoño.

La tendencia living room outside, la inspiración vintage, tu creatividad, las flores… todo vale. No tengas miedo a combinar y, sobre todo, no te prives de nada. Recuerda: ¡es tu día!

Ideas y consejos

img_9209-1024x683

Los consejos siempre vienen bien cuando, por primera vez, nos enfrentamos a algo. Aunque has imaginado tu boda muchas veces y te has planteado cómo sería tu gran día cada vez que una amiga se ha casado o cuando ha caído en tus manos una revista de novias, ahora es distinto. Es la hora de la verdad y todo va a salir bien.

Ideas no te faltan, pero tampoco te prives de buscar inspiración en otros lugares, para complementar a toda esa inspiración que llevas dentro. Necesitas aprovechar la fase de preparación de la boda para conocerte aún mejor y saber lo que te encanta, lo que te ilusiona, lo que te vuelve loca y lo que más dice de ti.

Cuando lo tengas claro podrás tomar las mejores elecciones e identificar el vestido de novia de tus sueños, reconocer a ese servicio de catering que parece que te lee el pensamiento o escoger la finca para bodas que está a la altura de tus requisitos.

La importancia de la personalización

Tu objetivo debe ser hacer que tu boda sea muy tuya. Es el día más importante de tu vida y no puedes dejar escapar la oportunidad de convertirlo en algo muy especial. Para conseguir que tu boda sea única y muy auténtica, sólo tienes que:

Tener claro lo que buscas, lo que debe estar ahí en ese día y el modo en que te apetece que cada elemento participe de tu día.

Dejarte llevar por tus impulsos. En estos casos, la intuición es un valor seguro.

También dejarte aconsejar por los expertos. Wedding planners, fotógrafo, catering… se trata de profesionales con experiencia en el mundo de las bodas y de catering para bodas, un recorrido que avala su criterio y un punto genial, si no, no les hubieses elegido!

– Implicarte un poco más en la preparación de algunos detalles, si tienes tiempo para hacerlo y te apetece.

Si has acertado lo notarás porque verás que todos tus invitados se fijan en esos detalles más personales y te reconocen en ellos. Para escoger piensa en ti y en lo que quieres, no intentes tratar de agradar a todos y siéntete libre para diseñar una boda a tu medida, porque tú eres única.

Planificar con tiempo

Planificar con tiempo es práctico, y eso también vale para la preparación de tu boda. Anticiparte te permite poder escoger la iglesia donde más ilusión te hace dar el sí quiero, poder reservar esa finca que te encanta para la fecha elegida en exclusividad y contratar al servicio de catering para bodas más profesional para lograr que la experiencia sea del todo inolvidable.

Cuando tienes tiempo, puedes hacer una mejor elección del vestido de novia, el fotógrafo de bodas y los encargados de las flores. Además, puedes disfrutar de esta etapa de planificación con más serenidad, saboreando cada momento.

Planificar con tiempo te ayuda a:

– No olvidarte de los más pequeños y hacer que también los niños disfruten a tope de tu gran día.

Tener en cuenta si será necesario incluir menús especiales para celíacos, alérgicos, etc.

– Poder recurrir a un plan B si algo no sale como era esperado.

Dar una sorpresa a tu hermana o tu mejor amiga en tu boda, pensándola con la antelación suficiente para dar en el clavo.

Hacer tú misma los detalles para invitados.

Introducir algún elemento DIY

La tendencia del DIY (do it yourself) cada vez llega con más fuerza al mundo de las bodas. Las novias buscan personalizar al máximo su gran día y no quieren que ese toque personal se limite a elegir lo que otros han hecho, sino que prefieren participar de lleno en el proceso creativo. ¿Es tu caso?

Si quieres implicarte hasta este punto en uno de los días más felices de tu vida puedes hacerlo con los votos o, si se te dan bien las manualidades, también de cualquiera de las siguientes formas:

– Invitaciones de boda.

– Tarjetas de agradecimiento.

– Ramo de novia.

– Detalles para las damas de honor.

– Meseros.

– Detalles para invitados.

– Decoración de las mesas.

– Diseño y creación del altar.

Bodas que inspiran

vbaida-antonio0144

Bodas vintage, bodas con barbacoa, bodas de invierno y de verano, bodas grandes, bodas íntimas, bodas divertidas, bodas originales. Nos gustan mucho las bodas y tenemos la suerte de haber participado en muchas como catering para bodas. Desde aquí, queremos compartir contigo una selección de tres de las que más nos inspiran:

  Boda de Marta y Fran en Casa de Oficios.

Una boda sencilla, pero llena de detalles emotivos. Un día precioso y muy dulce del que puedes tomar muchas buenas ideas para tu boda.

  Boda de Eva y Pablo en El Pendolero.

Una boda veraniega a más no poder que consiguió sorprender a todos los invitados.

  Boda de Begoña y Marciano en el Cigarral Ángel Custodio.

Una boda especial, de inspiración rústica, y a la vez muy alegre y colorida.

¿Qué tienen en común estas bodas? Que detrás de ellas había novias como tú, ilusionadas, optimistas y con muchas ganas de pasarlo genial. Novias con las ideas muy claras, con la dosis de creatividad necesaria y energía de sobre para planificar un día inolvidable, pensando en todos pero, sobre todo, teniendo muy en cuenta sus propios gustos.

¿Estás lista para iniciar la gran aventura de tu boda? ¿Necesitas más inspiración?

Te estamos esperando.

¿Quieres saber más? Hemos preparado una selección con los 10 mejores post sobre catering para bodas

Preparativos para tu boda: Cómo tenerlo todo controlado

Cómo degustar el menú de tu boda

Personaliza cada detalle de tu boda

Cómo elegir el menú de tu boda que más se adapta a ti

Claves para elegir un buen catering

Cómo organiza el catering de mi boda

Ideas locas y cuerdas para bodas temáticas

Bodas informales: guía de estilo

Sorprende con un menú de boda original: vegano, vegetariano o ecológico

Menús de bodas para niños, consejos e ideas