Una boda de altos vuelos

A pesar de lo que pueda sugerir el título de este post, para nosotros, una boda de altos vuelos tiene otro significado desde que conocimos a Franzis y Fernando. Su celebración fue algo especial, para ellos era muy importante que todo saliera perfecto… y  después de varias visitas  decidieron confiar en nosotros. ¿Queréis saber cuáles fueron los ingredientes de su receta de la felicidad?

 

Cómo convertirte en protagonista de la boda más especial

La finca Alcachucho fue el escenario escogido por esta pareja formada por una alemana y un español, ambos pilotos de helicópteros en el Ejército del Aire. El motivo de su elección es lo más sorprendente de todo, y lo que terminó de engancharnos a su historia.

Y es que, cada vez que salen a hacer prácticas de vuelo pasan justo encima de la finca. Por eso, siempre que pueden le hacen una visita por el aire. Además, les parecía el lugar perfecto para su celebración porque querían un lugar de estilo campestre y desenfadado. Franzis y Fernando tenían ganas de una boda distinta, algo especial.

 

Y así fue, porque su gran día estuvo lleno de detalles, de emoción y de compañerismo. Como muestra de ello, tres ejemplos:

  • Recuerdo. El grupo de flamenco donde bailaba la madre de Fernando vino de sorpresa, una emocionante idea de su padre para recordarla en un día tan importante.
  • Amistad. Al terminar la ceremonia sus amigos militares les hicieron un arco de sables, un gesto típico…que a nosotros nos encantan… ¡Están tan guapos!!!

  • Sintonía: el ramo de la novia era ideal, de flores silvestres, muy a juego con la finca y con su estilo.

Drones y helicópteros para una boda de altos vuelos

La temática de la boda eran los viajes. Cada detalle que habían preparado tenía que ver con este motivo:

  • Un protocolo de sus viajes por el mundo elaborado a partir de un mapa antiguo precioso.

  • Los nombres de los invitados en cada plato en un marcador de maletas, un regalo que todos utilizarán y que logrará que se acuerden de ellos y de este día tan especial.
  • Un menú muy internacional, donde se mezclaba lo mejor de lo nuestro y lo más rico y conocido de tierras germanas.

Para diseñar el menú de catering de esta boda de altos vuelos pensamos en:

  • Una bienvenida refrescante: al llegar les recibimos con una limonada, para que no tuvieron calor en la espera…
  • Un aperitivo de inspiración alemana: además de otros bodegones y paradas, montamos un carrito con salchichas de diferentes tipos con salsas típicas alemanas y una ensalada de patata alemana… Por supuesto, no faltaron un montón de cervezas de distintos tipos.

  • La cena en el patio de las luces: que transcurrió animada y con una atmósfera muy jovial, alcanzando su punto álgido al aparecer la tarta… momento en que el novio se puso a los mandos de un helicóptero teledirigido, que voló por encima de los invitados llevando el cuchillo (aunque era de plástico para no tener problemas!!!). ¡Fue un momento genial!!!

  • La recena: momento en que también hicimos un guiño al país de la novia con salchichas y patatas con curryketchup… qué rico!!

Esperamos que os haya gustado esta boda de altos vuelos… Para nosotros, unos novios inolvidables…

 

2018-03-13T11:58:52+00:00