Menús de catering que superan expectativas en 6 claves

El diseño de los menús de catering de un evento debe considerarse como parte de la estrategia de negocio. No todo vale y sí que existen diferencias, y grandes, entre las distintas ofertas del mercado. ¿Sabes ya cómo elegir?

bodegon de foie laurel catering

 

Pistas para dar con los menús de catering que te ayudan a alcanzar objetivos

Los menús de catering que escojas para tu evento, además de ser deliciosos, tiene que lograr resultar:

  1. Sabrosos: alimentos frescos, de la más alta calidad, recién cocinados, servidos según salen del obrador artesano… es mucho más que una imagen. Uno de los secretos de los mejores menús de catering es la inmediatez. Que no transcurran más de unos segundos desde que sale de cocina y se presenta en la mesa cada alimento en su punto, cada plato impecable.
  2. Emocionantes: es lo que se consigue sólo cuando el equipo encargado de elaborar los menús de catering ha conseguido lograr una comprensión certera del cliente y su empresa, sabe cuáles son los objetivos del evento, los aspectos que deben resaltarse, los puntos fuertes que ayudarán a potenciar la imagen de marca. De puertas para dentro de la compañía, la propuesta gastronómica emociona cuando te reconoces en ella, en alguno de sus detalles. ¿Has pensado en servir con el café unas pastas con el eslogan de la empresa?
  3. Originales: ¿te han servido alguna vez un aperitivo en un espejo? ¿Has probado una cucharada de ensalada? ¿Y unos chupitos de gazpacho o consomé? ¿Has tenido en la mano una humeante probeta envuelta en una nube azul que termina disipándose para descubrir un sorbete de sabor increíble? Los menús de catering más originales no pueden describirse con palabras, hay que vivirlos. ¿Te animas a probarlos en tu evento?
  4. Llamativos: la presentación de los bodegones, la disposición de los alimentos en las bandejas, las combinaciones de ingredientes… lo de que la comida entra por los ojos no es ningún refrán sino una gran verdad. Que se lo digan a los clientes de un buen catering que confirmarán que, aunque no sintieran especial hambre, es ver aparecer las tapas, las mini hamburguesas o los bollitos y no poder parar hasta que no queda ni uno!
  5. Con una dosis de espectáculo: la interacción con los camareros es un elemento extra que siempre resulta bien valorado. Ir más allá de los cánones de servicio demos menús de catering y cocinar unos huevitos en el momento y frente a los invitados al evento, o terminar de derretir el azúcar sobre el postre con un soplete, directamente en el plato de cada comensal son detalles que dicen mucho de quien organiza una reunión con tanto esmero y teniendo tan en cuenta a los asistentes.
  6. Con factor sorpresa: los trampantojos no son nada nuevo en la cocina aunque sí lo es el saber innovar con los alimentos hasta dar con las combinaciones que logran engañar al ojo y sorprender al paladar de la forma más inteligente.

 

2017-02-23T10:38:29+00:00
1
×
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Haz click en el icono de WhatsApp para iniciar la conversación...