La boda de Renata y Nacho.

Hoy Lunes comenzamos una semana más, ya queda menos para el final de la temporada alta de bodas. Cada año es más larga, aunque debemos reconocer que nos encanta celebrar bodas en sitios distintos, con diferentes estilos. Cada boda es especial y única, tanto para sus protagonistas como para nosotros, por eso cuidamos cada detalle para que todo salga a la perfección.

Pues bien no puedo esperar más para compartir con vosotros la boda de Renata y Nacho. Lo primero decir que el lugar elegido fue el Palacio de Hoyuelos, en Segovia. La verdad que no puede ser más bonito, ya habíamos hecho alguna boda este palacete y nunca nos cansamos de volver. Es un lugar lleno de magia con muchísimo encanto, además una de las cosas que mas nos gusta es que ofrece la posibilidad de pasar todo el fin de semana allí hasta a 35 invitados.

escalera palacio de hoyuyelos

Cuando Renata y Nacho se pusieron en contacto con nosotros para la celebración de la boda, nos pareció el lugar perfecto, ya que Nacho al ser de Buenos Aires vendría con muchísima familia y amigos de allí por lo que hacerles pasar un fin de semana en un pequeño pueblecito de Segovia nos pareció ideal.

La boda fue el sábado, pero los invitados más cercanos llegaron el viernes, por lo que no podemos pasar por alto la cena tipo cocktail buffet de pre-boda que celebraron. Nuestros bodegones fueron todo un éxito!!

bodegon de quesos laurel catering

Por fin llego el sábado, día de la boda y contra todos nuestros miedos amanecía un día de sol radiante, que alegría!! 😀 Porque la ilusión de los novios era casarse en al jardín con las vistas del palacio a sus espaldas y finalmente, así pudo ser.

El cocktail de bienvenida tuvo lugar en el claustro, a la llegada de los invitados nuestros camareros les recibían con refrescos vino y cerveza, mientras que las doncellas pasaban el cocktail de bienvenida con los aperitivos.

recepcion invitados

Los invitados podían buscar sus sitios en el protocolo que montamos en uno de los rinconcitos del claustro, quedó ideal ¿no os parece?

protocolo de boda

Una vez termino el cocktail, dimos paso a la comida, con un sol radiante los invitados se sentaron a la mesa para disfrutar del espectacular día de boda que todavía les quedaba por delante.

ck boda hoyuelos laurel catering

Los centros de mesa no podían ser más bonitos, en contraste con la mantelería de rayas grises y hueso, Búcaro hizo estos espectaculares centros en tonos fresas, frambuesa, morados y verde ¿Qué os parecen?

centro de flores búcaro

Durante la comida los invitados pudieron disfrutar del solecito y el buen tiempo que hizo, los invitados muchos de ellos que venían desde Buenos Aires, Argentina, estaban encantados.

comida boda laurel catering

Con el postre llegó uno de los momentos más emotivos de todas las bodas, la entrega del ramo. Que en este caso la novia, Renata se lo dio a una amiga. El momento no pudo ser más emotivo, por que ella no se lo esperaba y al estar sentadas juntas fue todo una sorpresa que su amiga recibió emocionadísima.

El ramo era realmente precioso, y el detalle de estar anudado con una cinta de encaje y llevar anudada una medallita me pareció ideal.

boda laurel catering palacio de hoyuelos

Una vez termino la comida, dio comienzo la barra libre decorada con banderines y pompones de colores colgados del techo. El ambiente del salón quedó super colorido ¿No os parece?

 

barra libre boda laurel catering

Y como no podía faltar el rincón de chuches también tuvo su lugar en esta entrañable boda. Junto con una amiga de Renata montamos este bodegón, para sorpresa de los invitados. Dentro de tarritos de cristal, colocados sobre rebanadas de leña y adornado con pequeños trozos de troncos, el bodegón tenia un estilo rustico y al mismo tiempo colorido y alegre, como el resto de la decoración del salón.

bodegon de chuches

Como broche final me despido con esta divertida foto de una de las amigas de la novia, que quiso sorprender a los novios con este original montaje de photocall a los novios ¿Qué os parece? A nosotros no nos pudo gustar más, todo un acierto! Un photocall aprovechando el carruaje de la finca con trajes de flamenca, peinetas, mantoncillos, sombreros de cordobés y flores, ideal para que todos los invitados que venían de Buenos Aires, tuvieran su foto “typical spanish” Nos encanta 😉

Carruaje palacio de hoyuelos

Bueno por hoy me despido, una vez más felicitar a Renata y Nacho y agradecerles a el y a todos sus invitados lo simpáticos y encantadores que fueron. Es todo un privilegio poder celebrar bodas con gente como vosotros 😀 Un abrazo muy fuerte de todo el equipo del Laurel, esperamos que estéis disfrutando de vuestra luna de miel.

 

2017-02-23T11:16:21+00:00
1
×
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Haz click en el icono de WhatsApp para iniciar la conversación...