Ideas para eventos arriesgados. ¿Te atreves con ellas?

Con el afán de diferenciarse, hay quienes ponen en práctica verdaderas locuras. A veces, las ideas para eventos pueden resultar demasiado arriesgadas… otras sólo lo parecen, porque, a pesar de romper moldes y poder resultar descabelladas, terminan entregando excelentes resultados.

Es el caso de las siguientes ideas para eventos.

4 ideas para eventos que cambiarán tu forma de organizar encuentros

Las siguientes ideas para eventos no son aptas para todos los públicos, ni para cualquier organizador. Sin embargo, quienes se atreven con ellas coinciden en que fueron todo un acierto:

1. Eventos secretos. La clave de esta opción consiste en no anunciar la ubicación exacta del evento hasta un par de horas antes. El no conocer dónde habrá que acudir, ni cuándo se recibirá el mensaje que confirme el lugar donde tendrá lugar el evento genera una expectación que ya diferencia al encuentro de cualquier otro. Las redes sociales pueden arder. ¿Te atreverías con este tipo de ideas para eventos?

2. Eventos sin guión. Aparentemente, no hay guión para el encuentro, los asistentes decidirán sobre qué temas tratar, qué asuntos priorizar y cómo se desarrollará la jornada. Pese a todo, este tipo de eventos cuentan con muy buenos coordinadores, que mantienen el ritmo del día. La ventaja es que los asistentes se convierten en participantes y protagonistas, hacen suyo el evento, se convierten en uno más y, así, refuerzan su vínculo con la marca o la empresa.

3. Conferencias silenciosas. Una de las más originales ideas para eventos de última generación consiste en equipar a todos los asistentes con auriculares inalámbricos, para que puedan sintonizar con la exposición del orador. Las interferencias desaparecen, el mensaje llega de forma clara y directa. La mayor ventaja de optar por esta alternativa es que, en un mismo espacio, se pueden simultanear conferencias. Además, el volumen de asistencia deja de ser un problema ya que, incluso, cabe la posibilidad de que las personas que acuden al evento puedan sentarse en mesas redondas o alargadas, en vez de en filas, como en este ejemplo de múltiples seminarios en la misma sala de conferencias:

4. Eventos participativos. Dentro de las ideas para eventos menos arriesgadas que las anteriores, quizás, pero igual de en boga, se encuentra la de fomentar la participación de los asistentes. Una de las formas más divertidas de lograrlo es aprovechando el momento del aperitivo. Pide a tu servicio de catering que monten un taller de personalización de pasta al más puro estilo italiano, una parrilla para que cada uno se prepare sus propias brochetas o un workshop de cócteles de autor. Serás trending topic.

¿Te animas a probar alguna de estas ideas para eventos?

 

2017-07-07T19:25:43+00:00