Eventos únicos: de la mantelería bordada al barril de madera

¿Qué es lo que tienen de especial esos eventos únicos que dejan a todos con ganas de repetir? ¿Cómo se consigue entretener, asombrar y agradar a las personas con perfiles tan diferentes que participan en un encuentro? Hay anfitriones y anfitriones con mayúsculas. Estos últimos tienen un estilo marcado, que logra que dejen huella en cada acto que organizan; un gusto impecable, algo que sus invitados notan en cada detalle, y la suerte de contar con el apoyo de los mejores profesionales del sector. ¿Estás ya dentro de este grupo? ¿Tienes ganas de formar parte de la élite?

Desvelados los misterios de los eventos únicos que todos quieren imitar

Lo cierto es que no existe misterio sino mucho trabajo, más ganas y las ideas claras. Al final, los eventos únicos no son otra cosa que el resultado de la combinación armoniosa de un conjunto de elementos que no podrían haberse elegido mejor. La decoración, la música, el catering… y así, idea tras idea, se va configurando una celebración donde todo tiene sentido y en la que cada cosa encuentra la forma de servir de punto de conexión con la audiencia.

Los eventos únicos se diferencian de otros por detalles como:

  • Elegir una mantelería bordada para vestir las mesas: en vez de quedarse en escoger esos colores que mejor acompañan a la gama de tonalidades que preside la decoración de ese día, los anfitriones más brillantes van a la personalización extrema y, logran aportar a la vez un toque clásico al momento de degustación del menú, consiguen con su elección hacer que los invitados se sientan aún más especiales.
  • No tener miedo de arriesgar con un menú innovador: porque, para poder diseñar eventos únicos, hay que marcar la diferencia. Conocer las tendencias en catering para eventos, tener claros los principios por los que se ha de regir la organización y destacar por propuestas vanguardistas, de la decoración a las tapas, es una prioridad si lo que se quiere es destacar.
  • Saber explotar todas las posibilidades del lugar donde se celebrará el encuentro: tanto si es un espacio para eventos, como si se trata de una finca, o si es la propia empresa y sus dependencias la que acogerá a los participantes en la reunión; lo importante es aprovechar los recursos disponibles para crear un ambiente especial, el que diferencia a los eventos únicos del resto. Imagina unos bodegones de ibéricos y de quesos, piensa en un espectáculo de cocina en directo de huevitos y solomillo y prepara unos barriles de madera donde tus invitados puedan conversar tranquilamente mientras prueban los distintos bocados que les tienes preparados. ¿Te apetecería asistir a una celebración de este tipo? ¿Qué planes tienes para la tuya?

 

2017-02-23T10:35:48+00:00