El Bohío, reinvención de la cocina tradicional

Después de las merecidas vacaciones de Semana Santa, por fin es viernes y llega el fin de semana. ¿Todavía no tenéis ningún plan para este fin de semana? Hoy os propongo una visita a un rincón gastronómico, al que no podéis dejar de ir.

Hace unos días tuvimos el placer de visitar a nuestro amigo Pepe Rodríguez, en su restaurante El Bohío, en Illescas, pueblo de Toledo que está a menos de media horita del centro de Madrid. Este restaurante cuenta con una larga historia y reconocimiento, fundado en 1935. Obtuvo la estrella Michelín en el año 1999, conviertiéndose en todo un referente de gastronomía española.

Pepe es una persona que ama su trabajo, cuida cada detalle y siempre  busca sorprender reinventando platos tradicionales de toda la vida, típicos de La Mancha pera dándoles un aire actual y vanguardista. Maestro reconocido, Premio Nacional de Gastronomía 2010, es un claro referente del Mundo Gastronómico.

Pepe Rodriguez

Su menú degustación es espectacular, una gran variedad de platos tradicionales reinventados al más puro estilo de la cocina moderna. El buen gusto y la confianza que siempre nos ha brindado, hizo que decidiéramos dejar en sus manos la elección de los platos para nuestro menú degustación.

El primer plato con el que nos sorprendió fue un escabeche de perdiz, castaña y cebolla. La primera impresión fue espectacular, una deliciosa perdiz con cebolla, cubierta por un granizado de escabeche, sobre una crema de castañas.

¿Qué os parece esta nueva versión del pisto Manchego? ¿Hubierais acertado en saber lo que era al ver esta foto? Nos encanta la presentación de platos de maneras imaginativas y creativas que hacen pararse a pensar lo qué es. Este es un claro ejemplo de ello. Un diseño muy creativo con pisto gelificado acompañado de calabacín en témpura.

La ropa vieja, una de las comidas manchegas más típicas, es una de sus especialidades. En un plato sopero con una presentación contraria a la que hubiésemos imaginado, nos trajo esta fabulosa y original propuesta. Una ropa vieja cubierta de tomate y con unos garbanzos como adorno, acompañado por el complemento perfecto una tacita de caldo bien calentito.

Uno de los últimos platos fue un soufflé de setas a la parrilla. Pepe quiso fusionar salado y dulce en esta receta, su apariencia era más bien la de un postre. La introducción del chocolate en recetas de platos y acompañamientos de salados es una de las apuestas más novedosas en la gastronomía.

El soufflé tenía una textura de lo más sorprendente. Una yema de huevo se rompía al probar el primer bocado en nuestras bocas con el toque final de la esponjosa espuma de huevo todo ello envuelto por una finísima teja de chocolate. Una explosión de sabores contrastados!!!

Estos son solo algunos de los deliciosos platos con los que Pepe nos sorprendió. Todos increíbles pero estos los que más nos impresionaron y gustaron por su presentación y sabor.

A la hora del postre, hemos de reconocer que no podíamos más, estábamos llenísimos. Pero ¿quién puede resistirse a unos postres tan espectaculares?

Como nota final, algo muy típico de semana santa. Una torrija sobre una cuna de crema de leche con canela, cubierto por un helado de leche merengada.

Si ya con el primer postre quedamos fascinados la guinda del pastel la puso este espectacular globo dorado de caramelo. La presentación no podía ser mejor, cuando vimos al camarero llegar con brillantes burbujas doradas, no sabíamos qué sorpresa nos esperaba dentro. Al romper la finísima capa de caramelo nos encontramos con un cremoso flan de huevo. ¿Hubierais imaginado una presentación más espectacular para un flan de huevo? Nosotros seguimos impactados.


Después de haber tenido el privilegio de disfrutar de estos platos, solo podemos dar las gracias a Pepe. En primer lugar por su increíble trabajo con el una vez más nos ha dejado fascinados y en segundo, por el cuidado servicio que recibimos en todo momento por todo el equipo de sala del Bohío.

Si todavía no habéis ido, no dejéis de hacerlo. Podemos certificar que realmente merece la pena. Este es sin duda un apetecible plan para cualquier fin de semana, y pasar unos días en Toledo disfrutando de la mejor gastronomía.

Para aquellos que queráis disfrutar de estas auténticas delicias, os dejamos la dirección exacta y el teléfono del restaurante El Bohío.

Avda. de Castilla-La Mancha, s/n. – Illescas – Tel: 925 51 11 26

2017-02-24T19:27:10+00:00
1
×
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Haz click en el icono de WhatsApp para iniciar la conversación...