Centros de mesa y mantelerías para boda: las mejores combinaciones

La elección de centros de mesa y mantelerías para boda debe hacerse de forma conjunta. Si tienes pensado que una variedad tan llamativa como los girasoles decore el camino al altar, diferentes rincones de la finca y hasta tu propio ramo de novia, esta gigante flor amarilla no puede faltar en las mesas donde degustaréis el menú de boda, por lo que habrá que elegir mantelerías bordadas, lisas o estampadas, pero, en todo caso acordes a ella.

Lo mismo sucede si, al escoger centros de mesa y mantelerías para boda, tu idea estaba clara desde el principio en lo relativo a las mesas. Imaginabas celebrar tu gran día con un estilo muy casual, desenfadado y veraniego: no te cabía duda de que todos los platos del menú de boda se servirían sobre mantelerías de rayas. Siendo así, las flores que los acompañen deberían evitar los colores de las rayas y, bien ser de un tono diferente, bien de la misma gama, pero en mayor o menor intensidad, para marcar el contraste.

¿Qué tienes pensado para la comida o cena de tu boda?

 

Centros de mesa y mantelerías para boda: un matrimonio perfecto

A continuación, te proponemos distintas opciones, por si aún no tienes clara tu elección de centros de mesa y mantelerías para boda:

1. Mantelerías de rayas estilo romántico: imagina una mantelería en tonos arena y azul pálido, confeccionada en lino. En este caso, un fondo tan evocador no necesita de muchos artificios y, por eso, aquí te recomendamos escoger flores silvestres en tonos predominantes blancos y crema, donde el verde de las hojas sea también protagonista. En este caso, podrías plantearte sustituir el concepto de centro de mesa para bodas por diferentes vasos, jarrones y recipientes de cristal que te ayudarán a potenciar ese toque retro que buscas.

2. Mantelerías de rayas minimalistas: por ejemplo, en gris y blanco. Aquí te sugerimos introducir el contraste con el rosa, el lila o el rojo. Con estos tonos en los centros de mesa y mantelerías para boda de rayas logras un efecto visual muy atractivo y diferenciador. Contagiarás a todos tus invitados de tu vitalidad y optimismo y, para que le resultado se aún más bonito, combina centros de mesa altos en unas mesas y bajos en otras

3. Mantelerías bordadas con motivos vegetales: el truco para que el resultado sea de diez es que, como la mantelería ya tiene mucha presencia por sí misma, te fijes en alguno de los tonos que incorpora para escoger las variedades que compondrán el centro de flores. De esta forma, aportas continuidad y logras un efecto visual muy equilibrado y femenino.

4. Mantelerías de colores lisos: al hacer esta elección, ya sabes el único color que no vas a poder emplear en las flores. Esta temporada, si tu sueño es que las mesas se decoren de forma monocromática, podrías apostar por el verde, que es el Pantone 2017 y, para el centro, una composición que incorpore diferentes plantas en distintos tonos de este color. Otra opción, para romper la monotonía, podría ser contar con centros de mesa colgantes, ¿lo habías pensado?

5. Mantel de hilo blanco: es el clásico que queda bien con todo. Además de su presencia impecable, te da la facilidad de escoger las variedades de flor y estilo que prefieras. Centros de mesa para bodas DIY, opciones más minimalistas o incluso arbolitos, ¿por qué no?

 

2017-05-14T18:35:05+00:00
1
×
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Haz click en el icono de WhatsApp para iniciar la conversación...