Bodas inspiradas en Sexo en Nueva York

El 6 de junio de 2018 marca un día muy importante en la historia de la cultura pop. Es el vigésimo aniversario del primer episodio de Sex and The City. Serie de culto que ha inspirado a muchas amantes de la moda y que aún está vigente. En este artículo rendimos un homenaje a las bodas inspiradas en Sexo en Nueva York, para conmemorar el día en que se cumplen dos décadas de su primera emisión.

¿Te acuerdas de dónde viste ese primer capítulo? ¿Tienes claro cuál de las bodas de todas sus protagonistas es tu favorita? Vamos a repasar los detalles de estas bodas inspiradas en Sexo en Nueva York para ayudarte a llevar las mejores ideas a tu gran día.

¿Quién dijo nostalgia?

Bodas inspiradas en Sexo en Nueva York: Miranda y Steve

La historia de Steve Brady y Miranda Hobbs es el más claro ejemplo de que el que la sigue, al consigue, incluso cuando los dos miembros de la pareja tienen personalidades tan diferentes. La abogada se mantuvo fiel a su estilo sin complicaciones en la fecha elegida para dar el sí quiero a su novio. Ni blanco, ni tipo princesa. El vestido de novia que Miranda llevaba reflejaba su esencia perfectamente. Su elección fue un traje de terciopelo borgoña adornado con un llamativo collar.

La ceremonia, una boda pequeña, no tuvo lugar en una iglesia, ni en una finca para bodas, sino en un espacio urbano, un jardín comunitario.

¿Qué puedes quedarte de esta boda?

  1. Mantente fiel a tus principios y, si te lo pide el cuerpo, ve contracorriente. Esto puedes aplicarlo a la elección del vestido, como Miranda, a la de la decoración y también a la del menú de bodas.
  2. Busca alternativas con encanto. En vez de una boda puramente urbana, encuentra un jardín, como hizo la protagonista; en vez de una finca para bodas, arriésgate y celebra una en mitad del campo… encuentra la inspiración que hará que tu celebración sea aún más especial.
  3. Apuesta por una boda íntima. Y si no puedes conformarte con una lista de invitados demasiado ajustada, date el capricho de una preboda, para saborear intensamente las horas previas al gran día sólo con los más cercanos.

La boda de Charlotte con Trey MacDougal: bodas inspiradas en Sexo en Nueva York para perfeccionistas

Charlotte quería que todo fuera tan perfecto que incluso organizó un segundo compromiso frente a la ventana de Tiffany & Co. para crear una historia mejor para contarles a sus futuros hijos. ¿Te sientes identificada?

Pero, si eres una fan de la serie y conoces la evolución de las relaciones de los protagonistas de las bodas inspiradas en Sexo en Nueva York, sabrás que lo que bien empieza no siempre acaba igual…

En esta ocasión, la novia se decantó por un vestido opulento y tradicional, un diseño sin tirantes de encaje de Vera Wang con falda de bailarina y velo.

Pero la inspiración que puedes tomar de esta boda no sólo tiene que ver con el traje de novia, sino con:

  1. El golpe de efecto que puede dar un planteamiento tradicional. Lo clásico puede seguir sorprendiendo y captando la atención de todos los invitados, no hace falta ser más innovador que nadie para lograr un resultado de diez. ¿Boda buffet o boda tipo cóctel? ¿Por qué no sentados, como toda la vida?
  2. Capturar la propia esencia de ti misma es el mayor valor que puedes aportar a la organización de un día tan especial como el del sí quiero. No te prives de nada

Sin embargo, las fans de la serie no se quedan con el gran día de Charlotte y Trey, sino con una de las bodas inspiradas en Sexo en Nueva York menos predecibles: la de su protagonista más soñadora con Harry Goldenblatt.

En la segunda boda de Charlotte todo lo que podría salir mal, salió mal. La pulsera de Samantha se rompe, Miranda enciende un pequeño fuego y Harry ve el vestido de novia antes del gran día. Y, sin embargo, a ella siguió la historia de amor más sólida de la serie.

Para esta ocasión Charlotte eligió un vestido más discreto y elegante, con delicados detalles de encaje y escote cruzado, y un velo más corto y sencillo. Aunque fue una elección menos esperada, fue la perfecta.

Y, veinte años después de este capítulo, su mensaje todavía perdura: no te obsesiones con la planificación, no des tanta importancia a que todo salga exactamente igual que como habías registrado en tu wedding planner y simplemente disfruta de una celebración única.

Bodas inspiradas en Sexo en Nueva York: Carrie y Mr. Big

Antes de su boda en la Biblioteca Pública de Nueva York, Carrie fue fotografiada para Vogue llevando una serie de vestidos de boda espectaculares. El resultado fue tan convincente que la diseñadora Vivienne Westwood le regaló uno de ellos.

Pero el vestido de cuento de hadas pudo ser el culpable del fracaso de este primer intento de sí quiero con Mr. Big ya que, al conocer la noticia, Carrie amplió su lista de invitados a la boda de 74 a 400. El miedo escénico alejó al novio del compromiso y, finalmente, no llegó ni a bajar del coche, dejando plantada a la novia.

Afortunadamente el segundo intento de Carrie de casarse con Mr. Big salió mucho mejor. Una pedida de mano frente a un armario y un par de “Manolos” azules en vez de anillo de compromiso surtieron el efecto deseado.

Todo volvió a tener sentido para la pareja que, en vez de optar por una boda multitudinaria, se decidieron por la inmediatez y se casaron en una ceremonia civil en el Ayuntamiento. Carrie llevaba un traje de novia blanco de una tienda vintage y dijo “Sí, quiero” en su icónico par diseñado por Manolo Blahnik. Un día casual y perfecto.

La esencia de la más esperada de las bodas inspiradas en Sexo en Nueva York te da ideas como las siguientes:

  1. Rompe esquemas. Emula a tu protagonista favorita y sustituye elementos convencionales por otros que os representen mejor al novio y a ti. Carrie y Mr. Big prefirieron los zapatos a los anillos. ¿Qué intercambio añadirá personalidad a tu boda?
  2. Busca la autenticidad. Ropa vintage, un menú para boda pensado hasta el mínimo detalle y una buena organización que consiga que una fecha tan especial para ti, también lo sea para todos tus invitados.
  3. Disfruta del momento. Aquí y ahora es lo que cuenta. Rodeada de los más cercanos, en el ambiente que has elegido para tu celebración y con todos los ingredientes para que el día comience con una recepción inolvidable y termine con el broche de oro de una barra libre y recena donde no falte de nada.

Las bodas inspiradas en Sexo en Nueva York no cuentan la historia completa de sus protagonistas, como tampoco la tuya desvelará todos los secretos de vuestra relación, pero sí que nos dan una pista de la esencia de cada novia, sus gustos, preferencias y personalidad.

¿Ya sabes cómo lograr que tu boda sea recordada por todos los que la presenciaron con el mismo cariño 20 años después? ¿Quieres conseguir que, pasadas dos décadas, sigas emocionándote al recordar cada detalle de tu gran día?

 

2018-06-12T16:49:06+00:00