3 vestidos de novia cortos que hicieron destacar a 3 bellas mujeres

Los vestidos de novia cortos nunca pasan de moda. Cada año, una nueva actriz, it girl, modelo o cantante elige uno de estos trajes para dar el sí quiero. ¿Crees que te gustaría proyectar una imagen así de desenfadada? Repasamos la elección de tres mujeres que destacan por su belleza y buen gusto a la hora de vestir.

Los vestidos de novia cortos que ellas eligieron

Keira Knightley: para su celebración, la actriz no escogió un vestido nuevo sino un Chanel que ya había llevado en otras ocasiones y que siempre le había traído suerte. Un modelo de tul en color rosa empolvado que se podría asemejar más a un vestido de promoción que a cualquiera de los vestidos de novia cortos que pueden encontrarse en boutiques especializadas y que, sin embargo, resultó todo un acierto. En el pelo se puso una sencilla corona de flores, puesto que la ceremonia tendría lugar en el bosque. Pros: optar por un diseño de este tipo es sumarle una alta dosis de personalidad a la elección de traje de novia. Contras: se trata de una alternativa arriesgada y que habría que valorar en cada caso concreto.

Mila Cunis: cuando dio el sí quiero al actor Ashton Kutcher llevaba uno de esos vestidos de novia cortos de inspiración ballet. El escote palabra de honor resaltaba sus clavículas y la forma definida de los hombros. A los pies llevaba unos peep toes en tonos plata envejecida combinados y con pulsera al tobillo. Pros: es, probablemente, la opción más femenina que puede encontrarse en lo que respecta a vestidos de novia cortos. Contras: este tipo de escote no es para todo el mundo. Las mujeres con mucho pecho deberían optar por otras opciones para la parte superior.

 

Cindy Crawford: una ceremonia en la playa pedía a gritos un traje desenfadado. La actriz le dio su toque personal al decantarse por uno de esos vestidos de novia cortos de tirantes y con detalles lenceros, logrando un resultado muy favorecedor. Ese día dio el sí quiero con los pies descalzos sobre la arena. Pros: destaca el lado más sensual de quien lo lleva, que se convierte en el centro de todas las miradas. Es perfecto para llamar la atención y romper moldes. Contras: hace falta una figura casi perfecta para poder defender un diseño al que sólo unos milímetros de tela separan de la propia silueta.

…si te gustan todas las propuestas, pero no te terminas de imaginar llevando ninguno de estos vestidos de novia cortos, haz como Olivia Palermo o Whitney Port y resta centímetros a la falda por delante, pero añade una largura más tradicional por la parte de atrás. Las asimetrías son tendencia.

2017-04-27T19:56:19+00:00